La teoría del 10%

Por muy buen papá que usted sea, el 90% de la paternidad recae sobre nosotras las mamás…

Sin un discurso ultra feminista, usando brasier, afeitándonos las piernas, sin salir a marchar, sin despreciar al género masculino y sin quererlo destruir, las mamás hemos logrado darle la vuelta a uno de esos aspectos que hasta hace 50 años, parecía imposible: el rol de los hombres en el hogar. Nuestros abuelos no hacían lo que hicieron nuestros papás y nuestros papás no se acercan a lo que hoy hacen nuestros esposos.

Captura de pantalla 2015-01-19 a las 10.01.40 p.m.

Los papás de hoy reivindican su paternidad siendo más maternales. Nos acompañan al ginecólogo y al pediatra, cambian pañales, hacen teteros, llegan temprano, tienen licencia de paternidad, limpian vómitos, se levantan a media noche y si por mi fuera hasta darían teta. Muchos creerán que este cambio ha significado un repartición de cargas entre papás y mamás llegando a un equilibrado 50-50. Pero después de una larga y consciente reflexión ante el espejo, he llegado a la conclusión que por muy buen papá que usted sea, su ayuda representa el 10 por ciento dejando el 90 restante sobre nuestros hombros o, para ser más exacta, sobre nuestras caderas. Es mi teoría, a la que llamaremos “La teoría del 10%” basada en ningún estudio científico y comprobada únicamente por un caso de éxito: el mío. Antes de lanzarme tomates o darme unfollow (para que vean que soy una mamá vanguardista) déjenme explicar la teoría del 10% ya que tengo el extraño presentimiento que también aplica para usted:

Tenemos un gran 100% que representa nuestro universo como padres de familia. 50% de mamá 50 % de papá … hasta que analizamos nuestras variables.

Un espermatozoide fecunda un óvulo. El espermatozoide es de ellos, el óvulo nuestro. Perfecto! Se mantiene el equilibrio:

50 50

El óvulo está en un ovario, el ovario está en una trompa de Falopio, la trompa está en… para no hacer esto más largo resumo: todo esto está en nuestra barriga. Por cuestiones de diseño y biología quedamos:

48 52

Durante los primeros tres meses de embarazo ellos siguen su vida normal mientras nosotras sufrimos mareos, náuseas, vómito, acidez, ganas incontrolables de orinar a toda hora, cansancio y sueño excesivo. Molestias que nos dejan en un:

Captura de pantalla 2015-01-19 a las 8.55.07 p.m.

El resto del embarazo nosotras sufrimos estreñimiento, incontinencia urinaria, hinchazón de pies y tobillos, dolor de espalda, calambres, estrías, manchas, kilos de más y por si fuera poco nos volvemos unas maquinitas expendedoras de gases del tracto digestivo. Ellos claramente nos ganan en eso de ser maquinitas expendedoras pero para ellos no es una molestia sino una diversión, teniendo en cuenta los otros síntomas el porcentaje de ellos sigue a la baja:

Captura de pantalla 2015-01-19 a las 8.55.43 p.m.

Eso si, no es que estos primeros meses todo sea paz y amor para ellos. Ya que les corresponde calmarnos los antojos, soportar estoicamente nuestros cambios de ánimo y aprender a manejar el alboroto de nuestras hormonas. Aceptemos que no somos nada fáciles y cedamos un poco:

Captura de pantalla 2015-01-19 a las 8.56.12 p.m.

Llega el parto. Ni siquiera voy a desgastarme hablando de esto, con una pequeña lista de palabras creo que pueden hacerse una idea: contracción, pujar, placenta, tapón mucoso, cordón umbilical, tacto vaginal, episiotomía, membranas, dilatación, desgarro, epidural, expulsión, cavidad, pañal de maternidad. Lo más coherente es que quedamos en un:

Captura de pantalla 2015-01-19 a las 8.56.39 p.m.

Después aparece nuestra amiga la lactancia que por bien que nos trate nos arranca miles de lágrimas y a algunas hasta un poquito de piel. En honor a nuestras pochecas, que no vuelven a ser las mismas, acordemos un:

Captura de pantalla 2015-01-19 a las 8.57.08 p.m.

Vale aclarar que cuando les preguntamos si estamos gordas, si allá abajo la cosa se siente diferente o que si nuestro cuerpo era mejor antes, nos mienten cariñosamente y nos llenan de autoconfianza. Gracias, así que tomen este abono:

Captura de pantalla 2015-01-19 a las 8.57.30 p.m.

Comienza la crianza que hace ver todo lo anterior como un paseo y ellos siguen ahí siendo la mano dura cuando la necesitamos y reemplazándonos cuando la paciencia comienza a flaquear. Les doy varios puntos extra porque bien podrían hacerse los desentendidos y no lo hacen.

Captura de pantalla 2015-01-19 a las 8.57.54 p.m.

Nosotras nos acostumbramos, por no decir resignamos, a ir al baño en 2 minutos con la puerta abierta mientras tratamos de que el bebé, que siempre nos acompaña, no haga estragos debido a su obsesión con el papel higiénico. Ellos fingen estreñimiento, cada entrada al baño no es de menos de 20 minutos y su única compañía es el celular. Odio resaltar lo obvio pero nosotras volvemos a ganar:

Captura de pantalla 2015-01-19 a las 8.56.39 p.m.

Ellos nunca saben donde están guardadas las cosas, pueden dormir más que nosotras pero siempre aseguran estar más cansados, no pueden hacer dos cosas al mismo tiempo y si fueran ellos los que quedaran embarazados se agotarían las existencias de anestesia en el mundo, la licencia de maternidad duraría 3 años y le seguirían otros 2 de incapacidad por traumatismo. Ahora nos quedan debiendo:

Captura de pantalla 2015-01-19 a las 9.05.08 p.m.

Les perdono un poco su deuda y les dejó un -20% porque por el hecho de ayudarnos tienen que aguantar (no se como lo hacen) que les digamos una y otra vez que como ellos hacen las cosas no es, además deben soportar nuestras órdenes y recriminaciones disfrazadas de consejos amorosos: “no mi amor es mejor que le pongas el pañal como yo se lo pongo, de razón que ayer amaneció con la pijama mojada”, “corazón ya te he dicho que es mejor si alzas al bebé como yo lo hago”, “mi vida que no revuelvas el tetero así, cuantas veces te lo tengo que decir?, yo ya lo hubiera hecho y con una sola mano”.

Una cosa si es innegable ser papás les eleva el sex appeal, nada despierta más suspiros que verlos cargar un bebé. Una mujer con un bebe en brazos por la calle nos da pesar. Un hombre con un bebé en brazos nos hace envidiar a la esposa, querer ser madres 10 veces y tratamos de coquetearle diciendo un: tan divino!!!!! La paternidad los vuelve tan increíblemente sexys y a la vez tan tiernos que el único capaz de igualarles podría ser el gato con botas de Shrek. Esta batalla si la tenemos perdida…recuperan lo que deben y se ganan un 10, he ahí el famoso 10%

Captura de pantalla 2015-01-19 a las 9.03.40 p.m.

Un 10% nada despreciable porque se siente como un 80%. Sin ese 10 nuestra existencia sería muy miserable. No cabe duda que con ese porcentaje nos hacen la vida mucho más fácil, feliz y divertida; y aunque la mitad de las veces los queremos ahorcar, el hecho de no tenerlos al lado sería el pasaporte directo a un hospital psiquiátrico.

Si después de analizar los datos usted es de las afortunadas que puede incluir a su esposo en la muestra, vaya bese, apapache y dele una noche libre a su 10%. No se le olvide que por más que amé a su bebé primero está su marido. En mi casa Lolo, por más increíble que sea, no desbanca del trono a Nuwo, finalmente es con él, con mi 10% , con el que voy a compartir el resto de vida. Además a mi 10% no va a empezar a darle pena abrazarme en público, no se va a conseguir una novia y le va a seguir pareciendo parchado viajar conmigo…. espero!.

Si usted es de las verracas que únicamente tuvo el 2% del espermatozoide, es mi ídolo y me le quito el sombrero porque a falta de ese 10% usted se merece un 200%.

Más de lanuwe en Instagram, Twitter y Facebook como @lanuwe

25 comentarios sobre “La teoría del 10%

  1. Todo lo del 10% es su opinión respetable y la entiendo y la comparto en buena parte, pero el primer párrafo es una tontería. Sin las feministas que ud generaliza como mujeres sin brasier y piernipeludas, el resto de las mujeres no podrían disfrutar de todo lo que alardea. Para ponerlo claro a punta de marchas y lucha, las feministas equipararon los derechos de la mujer, los mismos les permiten controlar si quieren o no tener hijos, votar, trabajar, poder demandar al tipo que no responde por sus hijos y un largo etc., así que muestre un poco más de gratitud y respeto, que muchas de ellas hasta murieron para que usted pueda disfrutar.

    Un saludo.

    • Gracias, por supuesto que lo sé, soy politóloga y más que mucha gente tengo esas luchas claras. Lo que también tengo claro es que sin un poco de sentido del humor y sarcasmo la vida sería muy aburrida.

  2. excelente articulo… Que berraca para escribir delicioso.
    Yo fui esa “mama” por 6 meses… Me quede en la casa con mi bebe haciendo todo lo que muy bien describe el articulo y se muy bien lo que se siente.
    Felicitaciones mija… Excelente trabajo y la narrativa es envolvente. Si… Difiero del porcentaje ;)… Pero eso no tiene nada que ver con lo rico que fue leer el texto. Suerte y “que la virgen la acompañe”

  3. Encuentro que darse el tiempo de hacer esta pagina con tal cantidad de gráficos inútiles ya te quitó el 90% del tiempo restante para que por mientras tu marido estuviera a cargo de tus hijos. Vuelve el empate.
    Es una aberración lo que aquí expones. No es mi caso ni el de la mayoría de mis amigos. Al contrario, hoy se ha vuelto la crianza completamente al revés y hasta se ha vuelto un estigma social si un padre no hace exactamente todo lo que hacia hasta hace 20 años atras la madre unicamente.
    Dejeme decirle que en mi casa no sólo soy el que cambi pañales, cocina, cuenta cuentos, consola, enseña a escribir y dibujar, reta, celebra, protege, baña, peina, viste, corta el pelo, uñas, aplica cremas, remedios, curitas, lleva a cumpleaños, colegio, casa de amigos, etc, etc, etc, sino que además de todo eso, mi señora no trabaja por opción propia y soy el que mantiene la casa económicamente y está siempre disponible a toda hora para mis tres hermosas niñas. Y no soy el único.

    Si de comparar 9 mese de embarazo con una vida de dedicación se trata, creo que ni para 10% te alcanza tu gráfico. Es ridículo e igual de retrógrado que como se hacía antiguamente la crianza. El mero hecho de poner en la balanza peras con manzanas ya descalifica totalmente tu inútil análisis.

    En fin. Deje de herir gratuitamente a los padres que si nos esforzamos dia a dia por ser mejores padres de lo que fueron los nuestros con nosotros mismos. No es una competencia con las mujeres. Ya suficiente presión existe de la sociedad actual por ser cada vez mas emocionales y maternales, no necesitamos graficos disparejos para poner mas atencion a nuestros hijos.

    Si ese es su caso, lo encuentro lamentable y la veradad que creo que su marido debe tener muchísima más paciencia de la que ud le atribuye en estos graficos, ya por el solo hecho de que lo publique y el no esté opinando aquí en contra. Buen hombre tiene ud a su lado entonces. Valórelo!

    • Gracias por tomarte el tiempo de escribirme, supongo que entre todo tu trabajo profesional y casero debió ser bastante complicado sacar un momento para escribir un regaño tan largo y tan falto de sentido del humor.
      Me encanta saber que hay buenos padres en el mundo como tu, el de mi hijo lo es, él fue incluso el que me hizo las gráficas, él fue el primero que supo reír con el artículo y el primero en apoyarlo a sabiendas que está escrito con sarcasmo, exageración pero sobretodo con amor. Me da mucho pesar que haya padres como tu en el mundo que vean la vida tan cuadriculada y seria. Aunque en realidad, más que pesar siento admiración, la paternidad y la maternidad es una labor tan dura que me quito el sombrero frente a aquellas personas, como tu, que no pueden verla con un poco de humor y una sonrisa.
      Recibo tu regaño con agrado porque por fortuna mi matrimonio y mi hogar están tan llenos de amor y apoyo que podemos permitirnos hacer chistes de esta clase sin sentirnos heridos.
      Un abrazo a tu 90% que al ver lo que me escribes supongo debe ser muy especial!
      Mi 10% te manda un abrazo solidario!

    • Con todo respeto señor padre de familia, que amargado e irrespetuoso su comentario. No conozco a la nuwe y estoy segura que como yo, muchas madres, nos sentimos identificadas; este es un espacio para el desahogo, la paternidad es lo máximo y compartirlo con la pareja, no tiene precio; pero se nota que usted no sabe leer más allá, me encanta el humor del blog, ya basta de consejitos de cajón rosas, que no se acercan a la realidad . mis respetos la nuwe, no solo por atreverse a escribir diferente, si no también por sacrificar su privacidad, por ser la voz de muchas madres y hacerlo de forma tan divertida.me le quito el sombrero!! Puedo entender que muchos comentarios no puedan ser entendidos por usted, tendría que ser mujer y madre, no es su caso, pues abra la mente y respete; dar su opinión no significa denigrar, irespetar, estoy muy indignada.ni que fuera yo quien lo escribió.lea más allá de lo que dicen las palabras, pero sobre todo le deseo mucha paz interior.

  4. Pingback: URL
  5. Bueno, mi 10% duró conmigo sólo 2 años (lo que tiene mi hijo) ahora ya me toca el 100% sola, es un grandísimo esfuerzo, pero por cada sacrificio hay 1000 sonrisas, besos y abrazos de recompensa. Una vez le decía al papá de mi hijo, “cuando ven a una mujer subirse a un bus con un niño en brazos y necesita una silla, como que no lo ven tan grave, pero cuando uno ve a un papá subirse, en la misma situación, uno los ve tan inexpertos (torpes) que todo el mundo quiere lanzarse a ayudarlo”. Cuando teníamos citas médicas y a veces él no podía ir, me tocaba sola con papeles, pañalera y bebé, en cambio ellos se encartan sólo con el niño y al otro dia se quejan del dolor de espalda tan tenaz!
    90, 10 o 100% somos unas verracas y siempre les vamos a llevar un poco más de ventaja.

  6. Jajajajaj….me encanta el humor de estas notas…mi dra. Dice q si a los hombres les tocara parir, ya se hubiera extinguido la raza humana jajajaja

  7. Amé este post! totalmente cierto y mi mamá me lo dijo hace poco. Ibamos por la calle, yo con mi Salvador en brazos y planeando un viaje con mi suegra solos los tres al que mi esposo llegaría luego… entonces le dije a mi madre, “uy ma, qué dificil debe ser madre soltera” ella me miró y dijo: ” pues ponte a pensar y una madre hace el 90% en esto de tener hijos, ahora disfrútala!” Como sea, planeé el viaje, viajé sola con mi suegra y mi bebe y sentí que era mas difícil que cualquier cosa, pero lo logre´.
    Ahora me encuentro con tu post y casi morí de risa, pues desde el embarazo pienso que lo mas duro nos toca a nosotras y que ellos lo compensan “aguantándonos” te dejo, pues Salvador despertó, un saludo y seguiré leyéndote en mi “tiempo libre”

  8. Acabo de apagar la luz,y prender el pc. para crear un ambiente de sala de interrogatorio, senté a marido y con mi eco al lado le leo tu blog… Y dice… Entre risas, sobre todo en la parte del baño “las cuentas de esa señora son muy raras” vuelve y se ríe. Luego leímos la nota del 10% y entre muchos mmmm de sí, tiene razón, llegamos al momento en el que verifica la cabeza y ya no pudimos más. Me duele la garganta. Saludos

  9. jajaja muero de risa leyendo el post en la oficina, todos me miran. Es tan ciertooo… tengo a mi 10% y lo amo absolutamente!! gracias por compartir tus experiencias!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *