Nadie nos enseño a ser mamás, es una realidad. Aprendemos en el camino, a punta de más errores que aciertos.

Pero resulta que tampoco nadie les enseño a nuestro queridos esposos a ser papás.

Verlos no hacer las cosas que les pedimos o verlos hacerlas de la manera que nosotras no lo haríamos se convierte en un dolor de cabeza. A veces sentimos que a parte de ser mamás tenemos también que enseñarle a ellos a ser papás. Nos imaginamos lo genial que sería que existiera un manual que nos explicara como sobrevivir al matrimonio después de los hijos y una crema que nos hidratara de paciencia. El manual tendría sin lugar a dudas Tomo 1,2 y 3 y la crema tendría que ser barata porque no duraría tanta aplicada.  Yo amo al esposo que me tocó, así le llame el 10% sabe de sobra que sin él mi 90% no funcionaría. Pero hoy quiero traducirle y explicarle 5 frases que claramente está entiendo mal.

  • Cuando te digo que te quedes con el niño mientras yo me ocupo de otra cosa, lo que espero es que mires, interactúes y te diviertas con tu hijo, no con el celular.

  • Cuando te codeo a media noche y digo que me pareció oír al niño llorar, significa que vayas a ver qué le pasó y no que te acomodes y sigas roncando.

 

  • Cuando te pregunto que si me veo gorda, la respuesta correcta no es :“es normal, acabas de tener un bebé”.

 

  • Cuando por teléfono te pregunto “¿te demoras?, no te estoy pidiendo una lista de las cosas que tienes pendientes en la oficina, te estoy rogando que dejes de hacer inmediatamente lo que estás haciendo y que tomes un cohete a la casa para relevarme, porque la paciencia y la energía se me agotaron.

 

  • Cuando me acuesto al lado tuyo porque ya dormí al bebé y pregunto “qué estás viendo” lo que quiero es que nos arrunchemos, veamos una comedia romántica o de pronto que nos pongamos románticos, no que me comiences a explicar la alineación de un partido de futbol, de dos equipos desconocidos de los que ni siquiera eres hincha, y que además es una repetición.

 

Y a modo de consejo final: Cuándo me digas “nada que estás lista” más te vale que tengas los zapatos puestos, que sepas donde están las llaves del carro y que hayas alistado por iniciativa propia la pañalera.

 

Si crees que 5 tips son insuficientes o si prefieres que a tu marido alguien le diga las cosas en la cara (pero que no seas tú), te esperamos Vargato y yo en nuestro Stand MOM Comedy los martes y miércoles a las 8:30 pm en el Teatro Fanny Mikey en Bogotá. Y como se que la pereza nos come a la hora de buscar algo en Google, haz click en la siguiente foto para comprar las boletas:

Share Post
No comments

LEAVE A COMMENT